Sobre nosotros

     Si bien la Real Academia de la Lengua, y sus correspondientes, cumplen con la ardua labor de vigilar la pureza de nuestro idioma, labor que realizan con plausible empeño, era menester la existencia de un cuerpo colegiado que se encargara de defender, proteger, promover y difundir el resultante de los mensajes de ese idioma: la literatura.

 

     El interés señalado, inquietud de un alto número de literatos iberoamericanos, cristalizó con la conformación de la World Academy of Modern Literature. Dicha organización, nacida con el auspicio de la World Academy of Arts and Culture, era encabezada por el ilustre poeta Dr. Karl. R. Bernard (+), peruano de nacimiento y avecindado en Estados Unidos, agrupando a literatos de todo el mundo.

 

     Durante el XIX Congreso Mundial de Poetas, realizado en Acapulco, México, en octubre de 1999 bajo el auspicio de la Wordl Academy of Arts and Culture, el Dr. Karl R. Bernard, Presidente de la World Academy of Modern Literatrure, extiende el nombramiento de Coordinador Académico al Dr. Ltt. Fco. Xavier Ramírez S.

La heterogénea pero numerosa membresía internacional genera una nueva idea: la creación de Academias Nacionales. El Dr. Ramírez presenta la propuesta y queda a su cargo la creación de la Academia Mexicana como proyecto piloto.

 

     Los trabajos se iniciaron en Enero del 2000, solicitando a instituciones académicas y universitarias, gobiernos y autoridades educativas de todo el país, presentaran una terna conformada con sus más destacados literatos.

 

     En tanto, se enviaron a California, sede de la WAML, los estatutos que regirían el trabajo académico de la correspondiente mexicana, que fueron autorizados a mediados del mismo 2000. En estas normas se contemplaba una modalidad a todas luces funcional: el cuerpo colegiado estaría conformado por un Académico de Número y dos Correspondientes representando a cada Estado del país que, a su vez, serían el Presidente y sus auxiliares de la Academia Estatal. De tal suerte, por primera vez en la historia de los cuerpos colegiados de este tipo, todas las entidades federativas estarían representadas en el organismo rector y cada una de ellas podría contar con su Academia Estatal, lo que redundaría en una labor académica y editorial más amplia y efectiva. Los estatutos fueron aprobados de inmediato.

 

     Desde el momento mismo de su nacimiento, la Academia Mexicana de Literatura Moderna estrechó lazos con Editorial Sagitario, una pequeña empresa editorial conformada por escritores mexicanos con el fin primordial de promover y financiar a escritores noveles, dirigida también por el Dr. Ramírez. Para el 2000 Sagitario ya había realizado una extensa labor editorial, con casi 70 títulos publicados.

 

     Estos resultados llevaron a una fusión que se da a finales del 2003, e inicia el 2004 reafirmando el Programa de Financiamiento para Escritores Iberoamericanos, dedicado a autores noveles sin compromiso editorial. Por otra parte, como proyecto nuevo, inicia el Programa de Rescate Literario, tendiente a investigar, localizar y rescatar aquellas obras regionales o nacionales que, editadas en su momento pero perdidas en el tiempo, guardan algún interés literario, histórico o didáctico en la rica historiografía de la literatura mexicana moderna, con el fin de publicarles de nueva cuenta.

 

     La fusión de Editorial Sagitario con la Academia fue, sin duda alguna, un impulso más en el quehacer literario latinoamericano. El 2006, a las puertas de su sexto aniversario y décimo de su editorial, se habían publicado 160 obras y financiado a más de una centena de escritores. Muchas de esas obras ya fueron auspiciadas por la Academia Mexicana de Literatura Moderna.

 

     2007 fue un año lento. Apenas se publicaron 12 obras; 8 normales y cuatro especiales. Sin embargo, fue un año de logros en otro sentido. La Academia, auspiciante también de la Sociedad Académica de Historiadores, como un primer paso para abrirse a toda latinoamérica, tomó la decisión de publicar la Enciclopedia del Trabajo Historiográfico Iberoamericano, en tomos que inicialmente programara como trimestrales, pero que tiempo y presupuestos obligaron a que se cambiara la periodicidad. El Primer Tomo, anunciado para septiembre del 2007, no vio la luz pública sino hasta junio del 2009. Es plausible, sin embargo, el esfuerzo que un pequeño grupo de historiadores iberoamericanos desplegaron para poder realizar este proyecto.

 

     Así las cosas, es 2008 un nuevo año parteaguas. La Academia, que fuese creada como proyecto piloto, se convierte en la promotora de las Academias Nacionales en el extranjero, y ya inicia la labor de convencimiento para que cada país de Iberoamérica cuente con su propia Academia Nacional de Literatura Moderna.

 

     Del 2008 al 2011 muchas cosas suceden y llegamos a las 235 obras publicadas más ocho especiales. Se cumplen quince años de actividad editorial y... salimos de la red por más de un año! Nuestra web host, Iespana, al cambiar, nos deja a la deriva pues la nueva empresa, sin avisar siquiera, bloquea nuestras páginas y algunas -incluso- hacen sonar la alarma de virus cuando se abren. Esto nos vino a colocar en la disyuntiva: seguir con el alojamiento gratis... o tratar de obtener nuestro propio servidor.

 

     Mientras estos sucede, nacen tres ideas geniales que se ven realizadas con éxito: el Programa de Rescate Historiográfico, la edición de la Enciclopedia del Trabajo Historiográfico Iberoamericano, de la que llevamos dos tomos, y nuestro programa de televisión Historia TV, lanzado en enero del 2011, del que no abandonamos el sueño de convertirlo en canal propio.

 

     A mediados del 2011 surgen las propuestas de crear la Academia Latinoamericana de Literatura Moderna como organo rector de las academias nacionales que para ese entonces empezaban a formarse. A principios del 2012, surge así la Academia Latinoamericana quedando el Dr. Fco. Xavier Ramírez S. al frente, dejando al Dr. Fco. R. Escudero la conducción de la Academia Mexicana.

 

     La Academia Latinoamericana nace con seis academias nacionales formadas: Perú, Cuba, Argentina, Colombia, Venezuela y, desde luego, México. Perú ya contaba con su propia Editorial Sagitario al igual que Argentina.

 

     Al poco tiempo, se adjuntan Ecuador, Panamá, El Salvador,  y Uruguay. En el 2014, se renueva Ecuador y Panamá, y se conforma la Academia Norteamericana de Literatura Moderna. Este punto es interesante, pues es precisamente una de las fundadoras de la World Academy of Modern Literature, Rosa Lía de la Soledad, quien queda al frente de ella.

 

     Ese mismo año, con un evento muy especial y emotivo, se conforma la Academia Española de Literatura Moderna, al frente de la cual queda el reconocido maestro e historiador Don Pedro Monasor Monasor.

 

     En el ámbito académico, la Academia ofrece asesorías gratuitas, supervisiones, organiza talleres, conferencias y seminarios, y funge como arbitro en discrepancias o dudas relacionadas con el entorno literario, a más de preparar el proyecto del Programa de Investigación y Difusión Informática que pretende contar con la base de datos más completa, en materia de literatura moderna, al servicio de todo interesado para consulta gratuita.

 

     La invitación aceptada de un colega Indú nos hace llegar cientos de solicitudes de países de habla no hispana, principalmente de Asia y el Oriente medio, lo que lleva a conformar, en el 2018, la World Academy of Literature, History, Art and Culture WALHAC, a la que se suman 143 país y con lo que alcanzamos una membresía general de poco más de 27 mil asociados. 

 

     ADVERTENCIA

 

     Por política general, la Academia Latinoamericana de Literatura Moderna, sus afiliadas, la Sociedad Académica de Historiadores y Editorial Sagitario, se reservan el derecho de rechazar la publicación de obras, cuyo contenido sea considerado falaz, racista o propagandista de ideas contrarias a las leyes, las buenas costumbres, la tranquilidad y la paz social.

 

     El respeto a la libertad de expresión no va más allá del respeto a la sociedad y sus componentes.